29 oct. 2013

Cupcakes de Halloween









No he podido resistirme y al final he caído en la tentación. He preparado cupcakes de Halloween para mi primera receta del blog. Son tan monos... No me digáis que la decoración no está total. ¿Os imagináis presentando estos preciosos dulces para celebrar Halloween? ¿Y la cara que pondrían vuestros amigos-familia-compañeros de trabajo al verlos? Bueno, pues lo mejor es que son súper fáciles de hacer, en serio, aunque se necesitan algunas cosas más que las que publiqué en el post previo de "utensilios imprescindibles". Aquí podréis ver el paso a paso de la decoración y evidentemente la receta del cupcake también, faltaría más.


En realidad el bizcocho es un simple "carrot cake" (pastel de zanahoria) con un frosting de crema de queso a la naranja. Están de muerte, os lo aseguro. La zanahoria le da una jugosidad indescriptible al bizcocho, que queda tieeeeeernooooo y mega esponjoooooosoooo. Y luego ese ligero toque a canela que los hace tan especiales, tan apetecibles. Son perfectos para cualquier ocasión, y particularmente, a mí me parece que tienen un sabor muy otoñal. No os arrepentiréis de hacerlos, os lo prometo. Tenéis que probarlos, porque son deliciosos. Y si además tenéis niños, se lo pasarán pipa jugando con el fondant y "ayudando" en la cocina .

Bueno, vamos ya con la receta.

CUPCAKES DE ZANAHORIA (del libro "Primrose Bakery")

Ingredientes (para unos 12 cupcakes aprox.)

-225 gr. de zahahorias, peladas y ralladas.
-130 gr. de pasas de corinto (sin pepitas).
-2 huevos grandes (a temperatura ambiente).
-130 de azúcar moreno.
-120 ml. de aceite de oliva suave.
-1/2 cucharadita de extracto de vainilla natural.
-2 cucharaditas de ralladura de naranja.
-120 gr. de harina de trigo.
-1 cucharadita de bicarbonato sódico.
-1 pizca de sal.
-1 cucharadita de canela molida.

Elaboración

-Precalentar el horno a 160 grados y poner en la bandeja de magdalenas las cápsulas de papel.
-Rallar las zanahorias y mezclarlas con las pasas en un cuenco. Reservar.
-Batir en otro cuenco los huevos con el azúcar. Luego, incorporar el aceite, la vainilla, la ralladura de naranja. Batir bien.
-En otro cuenco, tamizar los ingredientes secos, es decir: harina, canela, sal, y bicarbonato. Por mucha pereza que os dé, ¡HAY QUE TAMIZAR! Ir añadiendo poco a poco la mezcla de harina tamizada a la de huevos y azúcar, con una cuchara de madera o espátula (en este punto lo mejor es abandonar el batidor de varillas si lo estábais usando, porque las harinas NUNCA deben batirse mucho, ya que endurecen la masa). Hay que batir simplemente hasta que los ingredientes estén homogéneos, no más.
-Verter la masa en las cápsulas de papel, llenándolos sólo 2/3 del total (un pelín más de la mitad).
-Hornear entre 20-25 minutos. No abrir el horno hasta que haya pasado más de la mitad del tiempo total de horneado. Para saber si están bien hechos, clavar un palito de madera sobre los cupcakes. Si el palito sale limpio, ya están listos.
-Dejarlos enfriar fuera del horno, dentro de su bandeja, unos 5 min. Pasado ese tiempo, ponerlos en una rejilla para que se enfríen del todo.


-No decorar con el frosting hasta que no estén fríos. Esta vez no usé la manga pastelera, como suelo hacer, sino una espátula para extender la crema sobre el cupcake. Es una técnica más simple, pero también queda muy bonita y es lo más fácil del mundo.
-Para la decoración podéis usar figuras de fondant (tipo calabaza, gato, etc.), sprinkles (fideíllos de colores -los míos son negros, blancos y naranjas-), o lo que se os ocurra. En este sentido, la imaginación no tiene límites.
-Lo ideal es que una vez hechos y decorados, los conservéis en la nevera, y que, si hacéis las figuras de fondant, esperéis hasta el último momento para colocarlas. NUNCA metáis el fondant en el frigo, porque se estropea irremediablemente (lo digo por experiencia).


FROSTING DE QUESO A LA NARANJA

Ingredientes

-175 gr. de queso tipo Philadelphia (¡no light!)
-450 gr. de icing sugar (es un azúcar específico para que el frosting quede finísimo y no mastiquemos el azúcar al morder nuestros cupcakes) o azúcar glas en su defecto (¡siempre tamizados! -tanto el icing sugar como el glas-).
-125 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente (¡no vale la margarina y debe estar a temperatura ambiente!)
-La cáscara rallada de una naranja.

Elaboración

-Batir todos los ingredientes juntos en un cuenco grande. Primero, durante 1 min. a velocidad medio-baja, y luego, al menos, 5-7 min. más a velocidad medio-alta. (Este frosting necesita conservarse en la nevera, porque lleva queso, pero normalmente, si no llevan queso o nata, se pueden mantener a temperatura ambiente). Yo he utilizado también colorantes en pasta de la marca Wilton, para teñir la crema y darle así un aspecto más "halloweenero" .


Como veis, el resultado es espectacular. Yo los llevé al trabajo y la gente los veía tan bonitos que no se atrevía a comérselos. Pero es que, además de bonitos... ¡¡¡están bueníííííísimos!!! ¿Qué más se le puede pedir a un cupcake? He de decir que no hay mayor satisfacción para quien los ha cocinado.

Pues aquí no queda la cosa. Ahora, ¿os animáis a hacer las figuras del gato y la calabaza? De verdad que no tiene complicación, es facilísimo. ¡Tenéis que intentarlo porque lo vais a conseguir! Yo cogí la idea del blog "Objetivo Cupcake Perfecto" de Alma Obregón. Era la primera vez que los hacía y quedaron así de bien (sin ser una experta modelando el fondant, os lo aseguro). Con este paso a paso no se os van a resistir. Mirad qué sencillo.

UTENSILIOS E INGREDIENTES PARA HACER EL GATO Y LA CALABAZA

-Fondant de colores: negro, naranja, verde y blanco.
-Rotulador negro de tinta comestible (si queréis que los gatos sean comestibles 100%, si no, podéis usar un rotulador normal y no comeros los ojos).
-Cortador pequeño con forma de flor o estrella.
-Esteca con forma de cuchillo o cuchillo de plástico en su defecto.
-Palillo de madera de punta redondeada.
-Pincel y un poco de agua.

EL PASO A PASO POR FOTOS

Para el gato

-Hacemos dos bolas de fondant negro, una de ellas algo menor que la otra (una será el cuerpo y otra la cabeza).


-Con el palito de madera hacemos dos agujeritos en la bola menor (serán los ojos).


-Rellenamos ese hueco con dos bolitas de fondant blanco y con el rotulador negro pintamos las pupilas.


-Pegamos la cabeza al cuerpo con un pincel mojado ligeramente en agua.


-(¡Qué feíto está el pobre! Pronto parecerá un gato. Sólo dos pasos más). Hacemos dos bolitas pequeñas para las orejas y con la ayuda de un cuchillo de plástico o esteca le damos forma triangular. Luego las pegamos con un poquito de agua.


-Hacemos un fideo gordito para la cola. Aplastamos una de las puntas y pegamos ese extremo debajo del gato. Yo además usé un rollo de papel fixo para que mantuviera la cola erguida. Sólo hay que esperar a que el fondant se seque y se quedará con esa forma.



Para la calabaza

-Hacemos una bola de fondant naranja, de un tamaño similar al del cuerpo del gato. Con la esteca o cuchillo, vamos dibujando líneas equidistantes.



-La ponemos sobre una superficie de plástico y la aplastamos suavemente con el dedo.


-Con el fondant verde, amasamos hasta formar un cono. Aplastamos un poco su base y cortamos con el cortador de flor o estrella.


-¡Ánimo, ya casi la tenemos! Unimos con un poco de agua ambas partes y... ¡calabaza halloweenera que te crió!


-Son tan "lovely" estás figuras... y sí, da pena comérselas



Para ser la primera receta no está mal ¿verdad? Si no tenéis todo lo que yo he usado, podéis prescindir de las figuras de fondant y decorarlos de una forma más sencilla. Espolvoreados con canela y ralladura de naranja también quedan muy bien, y eso seguro que lo tenéis.

Espero que disfrutéis de la noche de Halloween y que os lo paséis de miedo degustando estos maravillosos cupcakes.

¡Hasta pronto!

Besos a todos.


24 oct. 2013

Utensilios Imprescindibles


Ya sé que estáis deseando que empecemos con las primeras recetas y hacer vuestros cupcakes, y a lo mejor, llevarlos al trabajo, o a casa de unos amigos, o tomarlos para merendar en casa, tan ricamente. Lo sé.  Pero,  sintiéndolo mucho, en este post no vais a encontrar ninguna receta. No son ganas de torturaros con la espera, os prometo que no. Necesito explicaros, antes de meternos en harina, una cosa fundamental: el temita "utensilios". Y sí, para poder hacer unos cupcakes medianamente aceptables necesitamos un mínimo de instrumentos, que os paso a enumerar:


♥ LISTA DE UTENSILIOS IMPRESCINDIBLES♥

1. Horno (obvio).

2. Peso de cocina (lamento deciros que el sistema de medida "a ojo" no nos sirve, pues el margen de error es fatal).

3. Bandeja para hornear magdalenas (es muy importante para que los cupcakes no se deformen. Si solamente usáis las cápsulas, sin molde alguno, éstas se abrirán y la masa se expanderá. ¡Qué horror! Existen también moldes individuales de silicona y, a unas malas, os pueden servir los moldes de aluminio para flanes, poniéndole también su cápsula dentro).




4. Batidor de varillas (es imprescindible para hacer un frosting consistente y firme. No nos sirve ningún robot de cocina, ni tampoco la Thermomix, para este uso).



5. Cápsulas de papel.



6. Manga pastelera (yo las prefiero desechables).


7. Boquillas para la manga (mejor las anchas).


♥ OTROS UTENSILIOS DE GRAN AYUDA ♥

8. Cucharillas medidoras (muy útiles para ser exactos con medidas como 1/4 de cucharadita y esas cosas tan fantásticas del mundillo reposteril).


Con estas cositas y siguiendo paso a paso las recetas, triunfaréis seguro segurísimo. Ninguno de estos utensilios es demasiado caro y pienso que podéis encontrarlos sin problema en vuestra ciudad. Cada vez hay más tiendas de repostería repartidas por nuestra geografía y si no, siempre tenéis a vuestra disposición la compra por internet. En este último caso, os cobran gastos de envío, pero el servicio suele ser muy bueno y la variedad de productos es infinita. Por si os interesa, os recomiendo los siguientes sitios de venta online:



Tengo muchísimas ganas de traeros la primera receta. No sé aún lo que haré. Y encima está ahí Halloween, y tengo tres mil ideas que llevar a cabo , y muy poco tiempo, como siempre. En fin... ¿Vais a haceros con este arsenal o ya lo tenéis todo? Contadme cómo van los preparativos pre-receta.

¡Hasta pronto!

Besos a todos

15 oct. 2013

Lección de anatomía: ¿qué partes tiene un Cupcake?



¡Pobre Cupcake! Parece que lo hemos llevado a la Facultad de Medicina para que lo estudien... Sólo queremos saber cuáles son tus partes, no te molestes, pequeño bizcochito, no te va a doler.

Como bien se ve en la foto, un cupcake, tiene tres partes bien definidas:

El bizcocho propiamente dicho, envuelto por un papelillo llamado "CÁPSULA".

El "FROSTING", cobertura o crema, que va sobre el bizcocho. Puede ser muy variado: buttercream (crema de mantequilla), crema de queso, nata, merengue italiano, merengue suizo, ganache, etc.

"DECORACIONES" de azúcar, también muy variadas, desde fondant a los sprinkles (son sprinkles, por ejemplo, esos fideíllos o bolitas de colores que hemos visto siempre en los supermercados y que hemos usado para decorar nuestros bizcochos y tartas, incluso antes del "boom" de la repostería creativa).

Y ya os dejo descansar por hoy. Pronto pasaremos de las clases teóricas a las prácticas, con las primeras recetas, para que podáis hacerlas en casa cómodamente. Aunque antes me queda una última lección teórica, pero espero amenizarla con unas fotos la mar de "dulces". Jejejeje. Os dejo con la intriga.

¡Hasta pronto!

Besos








13 oct. 2013

Vocabulario básico 1: cada cosa por su nombre




Antes de meterme en este mundillo pensaba como vosotros, es decir, que un "cupcake" era una magdalena de toda la vida, algo mejor decorada y presentada, pero magdalena al fin y al cabo. Error, error y error. Hay diferencias, y muchas. Aquí os explico cómo llamar a cada cosa por su nombre, para que podáis usar los términos con propiedad e instruir al resto del mundo . He aquí las definiciones:

MAGDALENA: la de toda la vida (esta no hace falta que la explique).

MUFFIN: versión XL de nuestra magdalena. Normalmente de chocolate (aunque también las  hay de otros sabores) con trocitos de frutos secos, pepitas de chocolate u otros ingredientes. Sin cobertura.

CUPCAKE: La principal diferencia respecto a las dos anteriores es que el cupcake lleva una cobertura (llamada "frosting"). No es tan grande como el muffin y admite infinitos sabores y decoraciones. La parte del bizcocho es más ligera que la de las magdalenas tradicionales. Es como una pequeña tarta en miniatura y una delicia para los sentidos.

Espero haberos explicado bien los tres conceptos. Ya no vale llamar "magdalenas" a los "cupcakes" ¿eh?

¡Hasta pronto!

Besos,