18 feb. 2014

Galletas y Cupcakes por San Valentín

La semana pasada, pese a mi gastroenteritis, naúseas y mal cuerpo generalizado, tuve que hornear mucho, muchísimo, pues el Instituto donde trabajo como profesora me hizo un encargo súper especial: ¡galletas de San Valentín! No hace falta que os diga que este tipo de trabajos de "envergadura" me encantan . Los veo como un reto. Y me pirra cualquier reto de tipo reposteril. Hice 102 galletas, y otras muchas que no llegaron a salir de mi cocina, pues allí estaba mi hija, haciendo guardia frente al horno con su sempiterno: "¿falta mucho, mamá?" Un amor de criatura

Preparé la receta habitual de mis galletas de mantequilla, que ya he publicado en el blog, porque de todas las que he probado, es la que queda mejor de sabor y las galletitas no se deforman durante el horneado. Las decoré con fondant (tan socorrido siempre) en tonos rojos, rosas y blanco. Corazón, por aquí, mensajito por allá y la decoración de la galleta ya estaba lista. Las empaqueté de dos en dos y las adorné con un poco de baker twine rojo-blanco. Quedaron muy tiernas, la verdad .

Como estuve mala malísima, no fui al trabajo el día 14 y me perdí las caritas de los enamorados al recibir sus galletas.

                                                                  ♥ 
Os dejo también algunas fotos de mis cupcakes amorosos (otro encarguito), aunque os pido perdón por la mala calidad de ellas. Acabé muy tarde de hacerlos y ya no había luz natural. Con la lámpara del salón de mi casa no fui capaz de sacar una foto medianamente decente. Pero al menos, podéis ver las decoraciones. La receta se merece un post aparte, que ya llegará, os lo prometo. Estaba absolutamente ¡¡DE-LI-CIO-SA!! Sólo puedo adelantar que eran de "Kinder Bueno", jejejeje (palabras mayores ).


¿Cómo fue vuestro San Valentín? ¿Os hicieron algo especial? ¿Sorprendisteis vosotros a alguien? Sea como fuera, espero que el amor estuviera presente en vuestras vidas, bueno, no sólo ese día, sino todos los del año, jejeje.

¡Besos amorosos a todos y gracias por estar ahí!

¡Hasta pronto!