2 may. 2014

¡RETO PARA MIS CUPQUETEROS! Cupcakes de chocolate y avellana con galletita homemade.


Me ha tocado ser la primera. Sí, a mí, que me gusta mezclarme entre la muchedumbre y que no se me oiga, que prefiero pasar desapercibida en los grandes grupos; a mí, que no quería tener la responsabilidad de "sentar un precedente"; precisamente a mí me han asignado el primero de los retos reposteriles del grupo de locos cupqueteros que formamos la última edición del curso Supercupcakes, aprendices de sueños bajo los atentos ojos de Ivana Muntán, de Cupcakesadiario.


Lo he asumido con ilusión y lo he hecho lo mejor que he podido, a sabiendas de que muchos de vosotros os merecíais un reto más sofisticado, tal vez. Pero está hecho con cariño, con humildad y con buen espíritu. En resumidas cuentas, se trata de seguir pasándolo bien tras la finalización de los ejercicios de nuestro curso y de tener un aliciente para seguir horneando cosas deliciosas.


¿Qué os podía proponer? Tenía claro que el ingrediente que no podía faltar era la pasta de avellana italiana de Home Chef. Me encanta. Es de esas que queda tan bien que te apetece ponérsela a todo, pero tampoco es plan, claro. Con chocolate va genial. ¿Y por qué no hacer unos cupcakes de chocolate y avellana? Uf, qué poco original. ¿Y si lo mejoro con algún tipo de decoración que no hayamos practicado durante el cursillo? ¿Una galletita quizá?  ¿Hecha también por mí? ¡¡¡ Olé, ya tengo reto!!!


Esta receta flipará a los golosos, amantes del chocolate y de la Nutella. El bizcocho de chocolate tiene un sabor intenso, riquísimo. Queda maravillosamente jugoso y tierno... y con ese toque a avellana, ¡mmmmmmm! El frosting es una SMBC (Swiss Meringue Buttercream), que combina también esos dos sabores, el chocolate y la avellana italiana. Y, por si fuera poco, la galletita de mantequilla rellena de Nutella está para morir por sí sola. Todo, completito es como un homenaje a mis tardes de infancia, de meriendas de pan con nocilla, de pan con chocolate, un tributo a la más pura felicidad de cuando era niña.

Esta es la receta:

BIZCOCHO -para unos 12 cupcakes- (receta de Alma Obregón con ligeras modificaciones)

Ingredientes:
-2 huevos
-115 ml. de nata para montar (35% M.G.)
-100 ml. de aceite de oliva suave
-20 ml. de melaza o miel de caña (que no cunda el pánico. La miel de caña la venden en Mercadona)
-120 gr. de azúcar moreno
-120 gr. harina de trigo
-35 gr. de cacao en polvo sin azúcar (como el de la marca "Valor", que podéis encontrar también en Mercadona)
-1 cucharadita y media de levadura
-1 cucharadita y media de pasta de avellana italiana "Home Chef"

Elaboración:
-Mezclar los cinco primeros ingredientes y reservar.
-Tamizar harina, cacao y levadura.
-Añadir los ingredientes secos tamizados a la primera mezcla.
-Por último, sumar las pasta de avellana.
-Repartir la masa en las cápsulas, llenándolas unos 2/3.
-Hornear a 180º unos 18-20 min. Es importante que no os paséis en la cocción de los bizcochos de chocolate, pues se secan demasiado y es una pena. Cuando pinchéis con un palito y sólo salgan unas pocas migas, ya estará hecho.
-Dejar enfriar sobre una rejilla y decorar con la crema cuando estén completamente fríos.

FROSTING

-Para el glaseado, preparé una SMBC, receta de Ivana de Cupcakesadiario, a la que añadí 30 gr. de cacao en polvo sin azúcar (el mismo que hemos usado en el bizcocho) y 1 cucharadita y media de la ya famosa pasta de avellana. Tened en cuenta que, si queréis glasear los 12-13 cupcakes que salen en la receta, deberéis doblar las cantidades de la SMBC, pues, de lo contrario, sólo tendréis frosting para unos 5 cupcakes.

-Los que prefiráis hacer un frosting más sencillo, podéis optar por una Buttercream básica, que ya he publicado antes en el blog, a la que podéis añadir 2 cucharadas grandes de Nutella.

GALLETITA:

-He utilizado mi receta de galletas de mantequilla, pero os propongo que innovéis aquí. Que cada uno ponga la galleta que quiera, aunque tiene que estar hecha por vosotros. He aquí el reto.

Jejejejeje. Me apetece muchísimo ver vuestras creaciones. Y es que mis compañeros de curso son lo más de lo más. Se motivan con una facilidad asombrosa y son capaces de inventar maravillas con cosas muy simples. A lo largo de nuestro curso, me habéis dejado muchas veces con la boca abierta, pegadita a la pantalla del ordenador, admirando vuestras fotos, flores, glaseados, decoraciones... He aprendido muchísmo. Pero lo mejor es que lo sigo haciendo. Sois mis mejores maestros, chicos.


Mirad bien ese bizcocho, esa textura jugosa, pero nada apelmazada. Soy fan absoluta de este cupcake. Tal que así. Espero que lo disfrutéis tanto como yo.


¡Ah! Casi se me olvida. El que quiera también puede poner esas banderitas tan monas que yo he colocado. Es un elemento de lo más decorativo. Con un par de pajitas o palitos, y un cordel o baker's twine os apañáis esta mini banderola ideal de la muerte. El alfabeto está disponible en Pinterest. Es un imprimible gratuito. Pichad aquí si lo queréis. ¡Maravilloso Pinterest!


¡Hasta pronto!

Besos por doquier