29 ago. 2014

Tarta y cupcakes de caramelo para el cumpleaños de Ángel (¡y receta del Swiss Meringue Butter Cream!)


F. es de esas abuelas enamoradas. Es fácil encontrarla pegada al móvil o al ordenador, sonriendo dulcemente mientras ve algún vídeo de su pequeño Ángel. Por eso, no me sorprendió que quisiese regalar a su nieto una tarta especial para su primer cumpleaños. "Lo único que te pido", me dijo ella, "es que aparezca la elefanta de Pocoyó" (o sea, Eli), porque el pequeñín se disloca con dicho personaje. ¡Qué mono, por favor! Conocía una tienda del centro de Málaga donde sabía que podría encontrar a los personajes de Pocoyó en tamaño mini para decorar la tarta. Y los encontré: a Eli, Pocoyó y Pato.


Tanto la tarta como los cupcakes estaban hechos siguiendo la misma receta: bizcocho de vainilla glaseado con una SMBC (Swiss Meringue Butter Cream) de caramelo. La receta del bizcocho ya la he publicado en el blog, en el post llamado "6 cupcakes de vainilla para principiantes". Si aún no la habéis probado, os la recomiendo de todas todas. Queda un bizcocho riquísimo y es muy sencillo de hacer. La SMBC de caramelo ya es otra cosa. Tampoco es que sea una obra de ingeniería, pero más complicadilla que la buttercream clásica sí que es, para que nos vamos a engañar. Ahora bien, si ya habéis probado a hacer la buttercream normal y no os acaba de convencer por su extrema dulzura y porque, por mucho que tamices y batas, siempre notas los minúsculos granitos del icing sugar... ¡este frosting os va a encantar! Es mucho más ligero, suave, sin granitos de azúcar en el paladar. Una maravilla. Os animo a que lo intentéis hacer, porque el resultado merece mucho la pena. Yo la aprendí en el curso de Supercupcakes, impartido por Ivana Muntán de Cupcakes a diario y desde entonces esta crema ha reemplazado a la buttercream en todos mis dulces.


Aquí tenéis las recetas:

RECETA BIZCOCHO DE VAINILLA

♥ RECETA DE SMBC DE CARAMELO (receta de Ivana Muntán)

•Ingredientes:
•60 gr. de albúmina (se compra en tiendas especializadas de repostería)
•60 ml. agua templada
•80 gr. azúcar
•220 gr. mantequilla pomada
•pasta concentrada de caramelo al gusto (yo puse dos cucharadas)


•Elaboración:
•Hidratar la albúmina con el agua templada. Mover bien para que no haya grumos y dejar reposar unos 15 minutos.
•Pasar a un cazo y añadir el azúcar. Calentar al baño María a fuego medio-bajo, hasta que se disuelva el azúcar.
•Batir  con la batidora de varillas y empezar a montar. Ir aumentando la velocidad hasta conseguir un merengue firme y brillante.
•Ir añadiendo la mantequilla pomada poco a poco.
•Batir hasta que quede homogéneo.
•Sumar la pasta concentrada, de caramelo en este caso y batir un poco más para que se mezcle bien.

Y así de monos quedaron los cupcakes dentro de su cajita. Un poquito de washitape por aquí, un adornito por allá y listo.


Según me contaron, todos disfrutaron de la tarta y de los cupcakes. Incluso el pequeño Ángel los probó. Pero sin duda, lo que de verdad gustó al homenajeado fue Eli,  ¡la elefanta rosa! ☺☺☺.

Besos a todos.

¡Hasta pronto!



5 ago. 2014

Mesa dulce para el dulce Leo

A finales de junio mi amiga Leti celebró el primer cumpleaños de su pequeño Leo. Al tratarse de algo tan especial, su mamá encargó a Nubes de Cupcakes una mesa dulce para homenajear al peque y deleitar a los invitados. Hubo todo tipo de dulces y la mesa quedó realmente bonita, predominando los colores amarillo y blanco.

No os imagináis la ilusión con la que preparé el evento y lo que disfruté cuando lo vi todo colocado, con tanta armonía. Aunque estaba invitada, no pude asistir al cumple, pues a esa misma hora mi pequeño Leo (el mío, no el de mi amiga) "actuaba" en la fiesta fin de curso de la guardería. Por lo que me contó Leti, todo salió bien y la gente "flipó" con la mesita tan mona, jeje.

Preparé galletas de mantequilla (por cierto, una nueva receta que me ha enamorado) de dos tipos: con forma de mariposa y otras decoradas con papel de azúcar. Era la segunda vez que recurría al papel de azúcar. Lo he descubierto hace relativamente poco, y es que me trae loca, ¡queda tan bien...!

También hice minicupcakes de tres sabores, tratando de agradar a todo el público:

de dulce de leche con glaseado de choco-avellana y decoración de mini tableta.
de chocolate con frosting de choco negro con Baileys y sprinkles de estrellas.
de vainilla con crema de mango y topping de mini lacasitos.


Hubo además cakepops, porque a los niños les encanta y porque son una cucada también. La masa del bizcocho era de vainilla, pero la teñí de dos colores para que fueran más divertidos. Lástima que no tenga foto del bocado. Estaban cubiertos por candy melts amarillos y decorados con margaritas y mariposas de fondant.

 
Y por si fuera poco, chuches varias, colocadas en vasitos de cupcakes y en botellitas vintage.


La forma de dar equilibrio a la mesa dulce es armonizar los colores y añadir objetos bonitos donde presentar lo que se va a comer. Si además recurrimos a detalles como flores frescas, guirnaldas, pompones de papel de seda, cubiertos de madera... la mesa quedará perfecta. Hay mil cosas que se pueden hacer, sólo deja volar tu imaginación y ya verás. Yo estoy deseando preparar otra mesa de estas. Para el cumple de mis peques cae fijo .


¡Hasta pronto!

Besos a todos.